Califato 3/4

Entrevista ROCÍO MADRID

Llevaba tiempo buscando cualquier excusa para conocer qué hay detrás de uno de los perfiles de Instagram nacionales más interesantes; el del grupo andaluz que está haciendo más ruido hoy Califato ¾ . Cinco chicos que con una trayectoria musical por separado, deciden unirse en un proyecto que sin duda los estaba esperando. Además de ofrecer su trabajo, su perfil se ha convertido en pedagogía para las masas dando a conocer archivos sobre la historia de España, el flamenco y el folclore internacional, consiguiendo generar una crónica divertida y accesible que llega hasta el Más allá y este le contesta: – Por favor ¡quiero saber más!

Los sonidos contemporáneos del Al-Andalus van a empezar a recorrer este verano España por la gracia y obra de estos 5 bandoleros del rito y el ritmo que inspirados por el legado de Blas Infante y las bases electrónicas que triunfan en Andalucía como el Breakbeat, lanzan bajo el sello de Breaking Bass , su álbum “Puerta de La Cânne” una alabanza a una herencia que tenemos el compromiso de conocer y llevar con la frente alta. Si tienes la suerte de pillarlos cerca no dudes en ir a verlos, prometen sesiones donde a más de uno tendrán que atarnos a la butaca para no romper a saltar.

Resumiendo ¿De dónde sois? ¿A dónde vais? 🙂

Somos un grupo de chavales andaluces que llevamos mucho tiempo echando a perder nuestras vidas con la música por separado y que desde hace un par de años lo hacemos juntos en este proyecto loco y libre que tiene vida propia y que nos conduce él a nosotros en lugar de nosotros a él.

¿Dónde surge Califato 3×4?

El nombre surge de cachondeo entre chistes y bromas diciéndole a uno de nosotros que se dejó una barba poco poblada que tenía toda la cara de un califa. El 3×4 es la rítmica más frecuente en nuestros temas, es un compás que no suele usarse en la electrónica, es la cadencia del vals, los ritmos árabes o africanos, las marchas de Semana Santa, algunos palos del flamenco y muchas músicas “no europeas”. Califato 3×4 como banda surge cuando con el primer encuentro, en una casucha en el campo a las afueras de Sevilla, nos encerramos para pasar el finde entre cacharros y cositas mágicas y salió “L’ambôccá” , nuestro primer ep . Al principio sólo pretendíamos pasar unos días juntos haciendo música pero cuando se nos pasó la resaca y escuchamos el resultado decidimos unirnos como grupo.

Alguna receta o truco gastronómico aprendido durante la cuarentena.

Esta cuarentena nuestro cocinero Chaparro hizo el “Ramadán Andalusí”, en el cual se permitió algunas excepciones, aunque sólo se alimentara cuando caía el sol. Como sólo hacía una comida tenía que ser especial y pasó toda la cuarentena enfricándose , comprando especias raras y libros de gastronomía andalusí, cositas buenas na má. Vamos a hacer un plato de origen persa que se dio en nuestra tierra durante el califato: Cordero con Albaricoques. En Persia, en los años 750s, en la dinastía de los Abbasíes empezaron a favorecer las combinaciones y creaciones de ciertos platos con albaricoques y su especial afinidad con el cordero, que llegó a Al-Andalus con el nombre de Mishmishaya proveniente del árabe mishmish, (albaricoque). Finalmente este plato desapareció como tantas cosas con la invasión de los cristianos.

Los ingredientes para 4 personas son:

½ kg de cordero sin grasa troceado

125 g de mantequilla

1 cebolla grande muy picada

125 g de albaricoques secos

Sal, pimienta, ½ cucharadita de canela, ½ cucharadita de semillas de cilantro machacadas

2 cucharadas de pasas sin semillas

½ kg de arroz largo y un poco de mantequilla extra

Para decorar utilizamos un poco de canela en polvo y cilantro fresco

¡Bueno cabecitas empecemos! Derrites la mantequilla, añades las cebollas y sofríes, aumentas la temperatura y pones el cordero, lo sellas y doras ligeramente. Condimentar con sal y pimienta. Poner las especias seguidamente de los albaricoques y las pasas. Fríes durante un par de minutos moviendo constantemente, cubrir con agua y cocinar hora y media a fuego lento.

Mientras tanto vamos con el arroz, se cocina con sal y mantequilla en agua durante 10 minutos, estará no del todo cocinado, escurrir el agua y colocar el arroz con la carne en capas intercaladas, empezando y terminando con arroz. Poner un paño sobre la cima y la tapadera para que cierre apretado, se termina a fuego lento, durante 20 minutos al vapor. Se sirve espolvoreando canela y cilantro fresco. También se puede hacer con albaricoques frescos.

¿Y algún descubrimiento musical que la haya hecho llevadera?, ¿algún libro?

Pues en nuestro tercer encierro musical, que fue hace poco en Ronda, lo que más sonó fue el disco “Canto” de Vicente Amigo y El Pele y un mix de cumbia villera que cambia de tema cada 10-15 segundos y que es una fantasía si estás ambientao. No hay mejor opción para ​levantar una fiesta y despreocuparse de la música.

Un libro muy recomendable es «Historia del Rock Andaluz» de Ignacio Díaz Pérez, aunque no estamos muy de acuerdo con algunas cosas que dice, a nivel conceptual está muy bien como recopilación de información sobre este estilo musical que tanto amamos. También recomendamos cualquiera de Antonio Manuel.

¿Cómo os ha afectado a nivel grupal no poder reuniros? ¿Os la apañábais con reuniones telemáticas?

Una ruina, teníamos varias reuniones a la semana pero el ambiente en casa era ya agobiante en muchos casos y musicalmente no se avanza ni una décima parte que trabajando en persona. Hemos trabajado por internet pero no nos ha cundido mucho, sólo un par de colaboraciones.

Cuando os contacté andabais por Ronda de retiro. ¿Elegís Ronda para descansar, como recreo creativo? ¿Por qué esta localidad?

Pues parece casual pero pocas cosas en la vida ocurren por pura coincidencia. Cuando buscábamos sitios para escaparnos estábamos entre una casa en Barbate, otra en Coín o Guaro y la otra en Ronda y elegimos Ronda por mayoría. La razón es que esta ciudad, además de un lugar precioso, es un sitio histórico del andalucismo. Allí se celebró la Asamblea de Ronda en enero de 1918, y fue allí donde se eligieron “ las insignias de Andalucía” que decía Blas Infante: nuestro escudo y nuestra bandera. Además, la casa que elegimos antes de ser un apartamento de alquiler fue un estudio de grabación por el que han pasado dEUS, Yann Tiersen (donde grabó la BSO de Amélie) Coldplay y Orishas entre otros. Imagina el cachondeo que traíamos los chavales con “el espíritu” de la casa.

Quiero aprovechar la entrevista para alabar vuestra tarea pedagógica con el flamenco y la cultura andaluza a través de Instagram, la red con la que hacéis magia sacándola de su superficialidad corriente, algún libro me he leído siguiendo vuestras recomendaciones que se ha convertido en manual. ¿Habéis asumido esta responsabilidad con las redes? ¿Cómo os surtís de tantos recursos y tan buenos? Por casualidad, ¿tiene que ver algo vuestra formación académica?

Pues como somos tantos en el grupo y con tantas influencias diferentes, por el grupo de wasa nos vamos compartiendo cositas variadísimas y así el IG nos sirve de panel de inspiración. Es un cajón desastre de “favoritos” y que estamos orgullosos de que vaya mucho más allá de la superficialidad que dices propia del IG. ​

En cuanto a política, de manera tácita y a grandes rasgos ¿Qué os gustaría reivindicar con vuestro trabajo?

Reivindicamos de manera tácita y explícita el que los andaluces volvamos a sentirnos orgullosos de serlo. Nos parece fundamental para eliminar complejos y avanzar en el desarrollo y progreso de nuestra tierra que tanto ha sufrido. Le cantamos a Andalucía porque es donde nos hemos criado, donde hemos sufrido y disfrutado, donde hemos aprendido y crecido, es nuestra madre y a una madre hay que quererla y decirle cosas bonitas si no, ¿qué clase de persona eres?.

En el plano artístico también tenemos como objetivo demostrar que en Andalucía siempre ha habido vanguardia y que aunque se nos trate de eclipsar, tanto en este como en otros niveles, el grito del pueblo andaluz siempre se ha abierto paso y ha resquebrajado los muros que se le han levantado, tanto desde dentro como desde fuera de sus fronteras.

La figura de Blas Infante ha sido inspiradora para vuestro último trabajo, ¿qué os gustaría recalcar de la tarea que realizó en vida? O ¿qué mensaje queréis subrayar de su legado?

Blas Infante predicaba una ética que no deja de ser de un sentido común y una vigencia arrolladora; repudió el centralismo, la falta de escrúpulos de los poderosos y propuso soluciones reales a los problemas del pueblo, que en aquellos tiempos eran fundamentalmente la mala distribución de la propiedad de la tierra derivada de los repartimentos que sucedieron a la mal llamada “reconquista” y el caciquismo, que a día de hoy, perseveran en forma de corrupción y enchufismo. En fin, una lucha totalmente abierta por la dignidad y la justicia de las personas y un nacionalismo como el que defendía José Luís Sampedro en “Conciencia de subdesarrollo”, que nada tiene que ver con el de las naciones ricas que quieren imponerse a las pobres.

Es triste condensar una civilización tan rica como la que surge en Sevilla en clichés monolíticos como la feria, las tapas y las sevillanas, cuando lleva siendo un hervidero de cultura e intercambio desde antes de que Colón volviera de América, ¿cómo consideráis estas etiquetas que se le cuelga a lo andaluz en general? ¿Os aprovecháis dándole una vuelta, hacéis patrimonio de ella o preferís arrancarla y reivindicar otra realidad?

Nosotros no renegamos de esos aspectos de nuestra cultura e incluso los reivindicamos e intentamos reinventarlos pero creemos que hay mucho más detrás de lo que se ve desde ​fuera e intentamos sacarlo a la luz también.

¿Os gustaría mejorar alguna cosa de Andalucía?

Todo kiosco, ultramarinos, bazar, que no tenga los litros a punto de congelarse, que se vaya poniendo las pilas. A parte de esto pues en las respuestas anteriores ya te hemos dado algunas pistas.

Estáis sacando a la luz el estilo de fiesta que hemos tenido en Andalucía en los 2miles. Escuchándoos con los cascos me transporto a las raves de Granada, recuerdo la vibración de los altavoces, era la sensación de estar en un templo a la intemperie donde el cura era el dj, y el cuerpo y la sangre de cristo aquello que buscamos, encontramos o nos dieron. También la escena de los litros en la plaza cuando cualquiera se arranca y el breakbeat. Más que hablar de flamenco, hablar de una mezcla que combina un pasado reciente en cuanto a la música electrónica que se ha generado en Andalucía y que acaba concluyendo también en cultura de la fiesta andaluza, por un lado el cante jondo y por otro los sonidos electrónicos, fusión-fórmula que está claro que os sabéis. No ha dado tiempo a escribirse mucho sobre las raves de Andalucía, que tienen un color especial, ni sobre las fiestas de breakbeat que llenaban estadios como el Martín Carpena y que iban a seguir celebrándose en este 2020. ¿Os habéis planteado dejar un legado de esa música? ¿Qué creeis que mueve a la gente del sur a demandar este tipo de música? Cuando hablo de las fiestas de breakbeat más arriba de Despeñaperros la mayoría no saben de que se trata, sin embargo es un fenómeno musical que llena estadios en Andalucía ¿por qué creéis que pasa esto?

Es muy curioso lo del breakbeat en Andalucía porque, como bien dices, es un fenómeno que no se ha dado de la misma forma en el resto del estado español, es claramente un hecho diferencial. Todos nosotros lo hemos vivido de diferentes formas pero es un nexo común que forma parte de nuestra cultura y de nuestro bagaje musical y eso se nota en nuestras canciones. Mientras en el norte los chavales escuchaban techno o música mákina aquí siempre han primado los ritmos rotos y nosotros somos herederos de esa tradición al igual que lo somos del folklore andaluz tradicional. Creemos que precisamente debido al carácter de esa música tradicional andaluza aquí la música electrónica que ha hecho mella es la sincopada. Nosotros vemos esa relación entre ambas músicas y es una de las razones por lo que las mezclamos, porque para nosotros en cierta manera son lo mismo, música rota que escuchamos desde chicos. Además todos somos djs y tenemos rodaje compartiendo música en fiestas de todo tipo y coincidimos en que la elementalidad de esa música la hace de masas, en que es evasiva y futurista y en que traslada nuestro ancestral espíritu de romería a las pistas de baile y los parkings.

¿Breaking Bass se llama vuestra productora, no es así?

Breaking Bass es un colectivo y un sello discográfico underground. Por su modo de funcionamiento y su espíritu es una especie de ONG-Asociación autogestionada en la que ​diferentes personas aportan lo que saben hacer para seguir expandiendo y creciendo el espíritu del colectivo: que es editar buena música bass desde Andalucía. Todo se hace por amor al arte y no se reparte dinero, todo se reinvierte en sacar discos y hacer fiestas. También estamos mezclados con la gente de Industrias94, LIE radio y BSN Posse. Cada persona y colectivo aporta su personalidad y su esencia al puchero que representa Califato ¾.

En las canciones hacéis algunas referencias a los estupefacientes, ¿os ayudan a inspiraros para crear o habláis de ellos por vuestro contexto? “No me sube la estampita que el Curro me ha regalado” o “aunque me invite a pirulas no voy contigo a bailar porque está en busca y captura y me la puede liar”, resume bastante bien la figura del “Ruina” como lo llamamos en mi barrio, aunque no quieras si pones el pie en la calle el tema tema te va a salpicar. A grandes rasgos ¿cuál es vuestra relación con las drogas? ¿por qué salen tanto en vuestras canciones?

Casi todas las letras son reales, autobiográficas y espontáneas. Casi todas han sido escritas en estados alterados en paralelo a la creación de la música y es que esta metodología nos funciona, hace que no se produzcan bloqueos, sino que la creación sea más bien un juego de niños que solo termina con el cansancio final, del que no puede más. Así como un cantante se pide un whiskey para quitarse los nervios, nosotros acudimos a las cositas mágicas que mejor nos sientan para encontrar ese caminito a la desvergüenza y el descontrol bien llevao.

El primer disco estuvo marcado por la creación narcótica, pero todavía no habíamos encontrado el punto de incorporar letras que les hicieran referencia. En “Puerta la Canne” pasó todo lo contrario. Había referencias a ciertas sustancias en las letras pero es un disco que hicimos bastante tranquilos en ese sentido. Este último encierro de creación ha sido un puro despiporre. Tenemos grabados en nuestros corazones momentos inolvidables vividos en la fiesta de cinco días que nos pegamos en Ronda, y no es por hacer apología, es que cuando hay una fuerte amistad y buen ambiente el humor puede llegar a darle la vuelta a las manillas. Llegamos a tener agujetas de reírnos y una resaca cuando volvimos que todavía nos dura.

¿Podremos escucharos en directo antes que acabe el verano? ¿Qué tenéis apuntado en la agenda? ¿Serán muy diferentes vuestros directos con las nuevas restricciones?

Al contrario de lo que pensábamos están saliendo conciertos, y hay muchas ganas. Antes de que termine verano 100% confirmado: Barcelona, 18 de julio en Cruïlla Festival, Oviedo 4 de agosto en el ciclo Tiempos Nuevos, Sevilla el 28 de agosto por la Bienal de Flamenco y después de verano Madrid, 19 noviembre en Sound Isidro.

Y luego estamos planteando Lugo, Oviedo, Valencia, Alicante, Murcia, Granada, Málaga … y muchos sitios más pero no sabemos cuándo exactamente porque hay muchas fechas en el aire por la situación del Covid19.

El concierto que planteamos tiene la misma energía que antes del Covid, va a ser raro que nos escuchen sentados por la intensidad de algunas canciones pero para todo hay una primera vez. Antes del parón, sólo hicimos cuatro conciertos, los tres de estreno en Sevilla y uno en Emac de Borriana, así que estamos deseando volver a tocar como el primer día.

¿Alguna otra recomendación musical?

El 3 de julio sacamos un recopilatorio vía Breaking Bass y son 25 temas de nuestros productorxs y amigxs, lo recomendamos para que escuchen por donde va la onda del sello en el sentido más amplio este 2020. Y hemos actualizado con esta pregunta nuestra lista de spotify “Califato HENTE unía” con más temas de amigxs del sur, una muestra breve de lo que se hace por Andalucía en la escena “escondida”.

¿De pequeños que queríais ser?

Bandoleros, bibliotecarios, piratas… todo cosas con mucha salida.

Si digo DJ KULTUR…

Mundo Evaaaaasssion

Y si digo que con la luz del cigarro yo vi…

Lo que llevaba un ratito buscando