Cala Mijas 2022

Más de 100.000 personas somos los que hemos asistido a lo que parece que es la primera edición de otras muchas que están por llegar. El final del verano, sol, playa y la música de grupos nacionales e internacionales ha sido el resultado de un combo ganador.

El primer día llegó con ganas y con una programación de los mejores días del festival. Tras subir una cuesta que parecía infinita con el calor malagueño, llegamos a la entrada del festival con una presencia llamativa de policías y guardias civiles que custodiaban al festival tanto en la entrada como en el interior del recinto.

Una vez dentro, se podía vislumbrar un recinto accesible y manejable para poder pasearte a tu antojo según tus preferencias musicales.

Llegamos directos para ver a Sen Senra, difícil decisión porque estaba programado a la vez que la gran Róisín Murphy. Sen Senra hizo un directo impecable en el que no faltó ninguno de sus hits. Una vez terminado nos fuimos corriendo para ver un concierto que nunca falla, y es que entre sus maravillosos looks, su elegancia, su manera de bailar, su música y unas visuales psicodélicas que la acompañaban, se disfrutó de un show de Róisín Murphy que aunque la hayas visto mil veces, jamás defrauda.

A continuación un ejército de fans se dejó la voz tarareando los temas de Artic Monkeys, la banda británica capitaneada por Alex Turner. Mientras tanto, en el escenario La Caleta la sesión de Horse Meat Disco b2b Kiddy Smile fue divertida y muy bailable, haciendo una introducción perfecta para el gran Chet Faker, elegante, sólo en el escenario con sus sintes, teclados y loops envolventes, a la guitarra o bailando, micro en mano…

Casi levitando seguimos con Bonobo y su despliegue instrumental de músicos sobre el escenario y oh!, sorpresa!, de nuevo Chet Faker sobre el escenario.

Y ya para acabar la primera jornada del festival, regresamos al escenario La Caleta para bailar sin parar con una sesión increíble de Overmono que sorprendió con una versión del disco de The Streets, Original Pirate Material.

El viernes lo comenzamos con la banda alemana de música Meute y sus ritmos electrónicos. Seguimos con artistas icónicos como los australianos Nick Cave and The Bad Seeds, el impresionante show tanto musical como visual de The Chemical Brothers, Hot Chip, el directo tridimensional de Kraftwerk. Maria Arnal i Marcel Bagés, Meute, Rusowski, Chico Blanco, Hnos Muñoz, la electrónica oscura de Jennifer Cardini, 2manyfriends, o John Talabot que cerró el escenario “rave» de La Caleta.

La última jornada de Cala Mijas casi estuvo dedicada a los asistentes menos jóvenes y amantes del rock, pop, electrónica, y la música latina. El escenario Sunrise cerró su última jornada con artistas como Liam Gallagher, y sus clásicos brit-pop. Los catalanes Love of Lesbian tras el show mágico y preciosista de James Blake. El escenario Renault acogió el eclecticismo de Caribou, a los malagueños La Trinidad o a la sudafricana Alice Phoebe Lou, gran descubrimiento, sin duda. La Caleta acogió una selección de la mejor electrónica y música urbana actual, haciendo bailar a sus asistentes con artistas como Daphni o SIMONA cerrando la última noche de la primera edición del festival con un set ecléctico de Pional.